Los olivareros lamentan el fracaso de su estrategia para entrar en SOS

Printer-friendly versionSend to friendPDF version
Fuente de la noticia: 
El País / ANDALUCÍA G. DONAIRE - Jaén
il y a 6 years 49 weeks

 

El sector olivarero andaluz ha dejado pasar una oportunidad histórica que difícilmente se le volverá a presentar. La posibilidad de dar un golpe de timón en el accionariado de la compañía SOS Corporación Alimentaria, el principal grupo mundial comercializador de aceite de oliva, abrió unas expectativas enormes, pues se veía como la mejor vía para que el peso del olivar andaluz -80% de la producción nacional y el 50% de la mundial- influyera en los mercados y participara así en la regulación de los precios en origen. El cierre de la ampliación de capital del grupo propietario de Carbonell y Koype no ha hecho más que certificar el fracaso de una oferta conjunta del olivar andaluz y, de paso, desnuda la debilidad de un sector tremendamente atomizado.

 

Ayer, mientras las acciones de SOS se disparaban en la bolsa con subidas del 24,5% como respuesta a la sobredemanda en la ampliación de capital, cubierta de forma anticipada, los gestores de las cooperativas andaluzas que pugnaron por entrar en la operación no ocultaban su profunda decepción por la falta de unión del sector oleícola. "Pasará mucho tiempo hasta que se nos presente una oportunidad así, el sector olivarero ha demostrado su escasa capacidad de respuesta ante decisiones estratégicas vitales para su futuro", comentó un portavoz de Interóleo Picual Jaén, el grupo que, hasta última hora y de la mano de otras cooperativas de Granada, Olivar de Segura y un grupo de almazaras privadas, intentó, sin éxito, entrar al menos con un 5% en el capital social de SOS. De hecho, ya había cerrado los acuerdos con un banco holandés para financiar la operación.

Ebro se interpone

La oferta conjunta empezó a difuminarse tras la compra de la división de arroz por parte de Ebro Foods, que asumirá el 9,2% de SOS. Tras esta operación, el grupo aceitero dio por finalizadas las conversaciones que tenía abiertas, entre otras firmas, con Hojiblanca, el otro referente andaluz en la puja. Hojiblanca contaba con el respaldo de las cooperativas de Faeca. Desde este grupo se lamenta también que el Gobierno andaluz, que clamaba por una oferta conjunta, no se haya implicado más y que mantuviera unas altas exigencias para avalar la financiación.