2000. PORTUGAL, A REMOLQUE DE ESPAÑA

Printer-friendly versionSend to friendPDF version

La empresa cordobesa Todolivo fue la que promovió la realización de las primeras plantaciones por partes de inversores portugueses en nuestro país vecino. Desde entonces hasta ahora en Portugal el número de plantaciones no han parado de crecer. Los inversores locales y sobretodo españoles atraídos por el aún inferior valor de la tierra en comparación con España, han impulsado a Portugal como un país a tener en cuenta en la producción de aceite de oliva europeo para el futuro. El potencial de crecimiento de las nuevas plantaciones en el país vecino es muy alto, seguramente incluso superior al que tienen países con producciones mucho más elevadas como Italia o Grecia.