1994. ESPAÑA, PUNTO DE PARTIDA

Printer-friendly versionSend to friendPDF version

Desde aquel febrero de 1994 cuando el Sr. Jose Mª Ferrer, el propietario de la Finca Valonga en Binéfar (Huesca) plantó las primeras 6 hectáreas de olivos a 3 x 1,35m de la variedad Arbequina con el objetivo de cosecharlas con la máquina de vendimiar, hasta la fecha la situación ha evolucionado mucho.

Se trataba de la primera plantación comercial que se realizaba con el sistema denominado Superintensivo. El Sr. Ferrer había seguido las recomendaciones de Agromillora, su proveedor habitual de plantas que le sugería probar por primera vez este concepto a la búsqueda de unas posibles ventajas en la mecanización de la cosecha.

Al año siguiente, en el 1996 otros clientes de Agromillora se atrevieron a imitar al Sr. Ferrer, y concretamente tanto Hacienda San Miguel (Alhama de Murcia, Mu), El Duquesillo (Alcázar de San Juan, CR), La Boella (Reus, T) y la propia Valonga (Binéfar, Hu), plantaron entre todas ellas aquel año una cantidad de 90 ha.

En los años siguientes más empresas y más agricultores se fueron animando a tenor de los primeros resultados, el creciente interés por le aceite de oliva y la enorme dificultad por encontrar mano de obra. Año tras año, este sistema de cultivo se ha ido extendiendo a lo largo de la geografía española y fuera de nuestra frontera.