Asaja señala que los olivareros andaluces perderán 625 millones si la nueva PAC no establece criterios de diferenciación