Bruselas anuncia, por fin, la activación de las ayudas al almacenamiento privado del aceite de oliva

Printer-friendly versionSend to friendPDF version
Fuente de la noticia: 
e-Olivar, edición nº 104
6 years 7 weeks ago

El Comisario de Agricultura de la UE, Dacian Ciolos, anuncia la medida en la tarde del jueves. Se propone almacenar un máximo de 100.000 toneladas de virgen durante 6 meses

La noticia llega tarde probablemente, debería de haberse producido antes, no va a influir significativamente en los precios de la actual campaña que ya agoniza, no supone una solución estructural… todo esto es cierto. Pero cuando las cosas están tan mal, muy mal, cuando el precio en origen sigue descendiendo lenta pero dramáticamente, cuando el sector productor ya casi no respira… cuando todo eso ocurre cualquier medida, por nimia que sea, es bienvenida y pensamos que esta noticia al menos puede generar pequeñas olas en el mar muerto que es el mercado oleícola de los últimos 24 meses.

Teníamos preparado otra editorial donde ya afirmábamos, sin miramientos, que resultaba indignante la posición de Bruselas. Primero que no se llegaba al precio (ridículo precio), una vez con el precio en el infierno se nos dice que no por suficiente tiempo, y ahora ya, por fin, Ciolos no ha tenido más remedio que acceder a las miles de peticiones de administraciones públicas, organizaciones agrarias y todo el sector oleícola, porque no sólo el sector financiero necesita el rescate, también los miles de agricultores que pulverizan sus pírricos ahorros para una próxima cosecha llena de incertidumbres.

En otro orden de cosas, y quizás de más importancia para el futuro, los últimos meses han sido especialmente activos para encontrar una solución al precio de equilibrio del aceite de oliva. El sector productor y envasador, en la mesa de la Interprofesional, está buscando la forma de retirar del mercado excedentes, almacenarlos debidamente y darles salida cuando sean necesarios. Tenemos los almacenes (Patrimonio Comunal Olivarero), tenemos a un sector asfixiado que ya tiene poco que perder y tenemos los mecanismos de encuentro para darle forma de extensión de norma.

Se ha avanzado y aunque no tenemos datos para decir que el acuerdo está cerrado, si podemos decir que las posiciones están cada dia más cerca y que quizás en pocos meses podamos asistir a un Acuerdo por el que se ha suspirado durante años y que realmente tendrá una incidencia en el equilibrio de la oferta y la demanda y por tanto en el precio final del producto. Si finalmente es así el almacenamiento privado y sus ayudas pueden quedarse en pura anécdota, esto si sería coger el toro por los cuernos.

Tenemos que conseguir la remuneración justa que pasa por una base de 2.4 €/kg de precio medio, y esto se conseguirá con acuerdos como el mencionado (cuando sobre lo guardamos), por seguir potenciando y dotando, aún más, la promoción del aceite en el mundo (hay que poner más dinero desde el origen) y por último porque cada aceite se comercialice en su categoría (normativa que impida tentaciones).

El aceite barato no nos ha llevado a ningún puerto, sólo al naufragio, esto nadie lo puede negar. Así pues aboguemos porque, con el esfuerzo de todos y de una vez, este año cambien las cosas…