El olivarero vende el aceite desde hace 3 años por debajo del coste

Printer-friendly versionSend to friendPDF version
Fuente de la noticia: 
Diario Córdoba. Edición Digital / F. EXPOSITO
Πριν από 6 years 44 weeks

 

La elaboración de un kilo requiere 2,19 euros, cuando la cotización media está ahora en 1,88."Lo que está sucediendo es una injusticia, hace falta una regulación del mercado", dice Zurera.

El manejo del suelo, la poda, la fertilización, los tratamientos fitosanitarios y la recolección de la aceituna son algunas de las labores agrarias que se necesitan para obtener el aceite de oliva. En el mejor de los casos, con impuestos incluidos, la suma de todos estos procesos requiere una inversión de 2,07 euros por cada kilogramo cuando se trata de una finca de regadío con pendiente moderada. Este valor se recoge en un reciente estudio de la Consejería de Agricultura que analiza los gastos imprescindibles para la obtención del zumo de la aceituna. Sin embargo, lo habitual es que la explotación sea de secano y, en muchos casos, la pendiente es alta. Entonces, los costes fluctúan entre 2,19 y 2,48 euros, unas cotizaciones superiores al precio medio que ha registrado el aceite de oliva en las últimas tres campañas. En la actualidad, la cotización media en origen se sitúa en 1,88 euros, fluctuando entre los 2,00 del virgen extra de máxima calidad y los 1,77 del lampante que hay que refinar. Esta situación se corrigió ligeramente en el año 2009 cuando la Unión Europea (UE) autorizó el almacenamiento privado del aceite y su retirada de los mercados permitió elevar la cotización durante unos meses. El último informe de la Junta no recoge cambios respecto a los últimos meses, tanto en las cotizaciones como en la demanda de aceite. El mercado sigue caracterizado, como en las tres últimas campañas, por valores cercanos o por debajo de los 2 euros, mientras que las compras se espacian por la falta de liquidez de los compradores.

RECHAZO DE ZURERA El delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera, rechaza la situación actual, pues considera que se está registrando un "precio injusto" que "no cubre" los costes de producción. "Necesitamos una regulación de los mercados y la nueva OCM tiene que decir algo en este aspecto, porque no se puede producir por debajo del umbral de la rentabilidad", señala Zurera.

No obstante, el propio sector reconoce algunas de las asignaturas pendientes que desde hace años afectan al aceite de oliva. Uno de los aspectos fundamentales que advierten es la excesiva atomización del sector productor frente a la concentración de los compradores. Solo en la provincia existen 184 almazaras, cifra que llega en Andalucía a 819 y que supera las 1.700 en España. Zurera recuerda que hay ayudas para la integración y que se priman las subvenciones entre las entidades que acometen estos procesos de fusión. Sin embargo, en los últimos años se han producido escasos avances.

El otro aspecto que critica el sector productor es la tendencia que se está observando entre algunas almazaras de vender el aceite sin precio y liquidar al valor medio mensual. Esta medida, según reconoce, está provocando que el valor se mantenga muy estable en los bajos precios actuales. Por último, exigen que se controlen las calidades del producto y que se vigilen las ventas a pérdidas que están asumiendo algunas grandes superficies para convertir el aceite en producto gancho.